14/12/08

Los sabuesos que nunca trabajarán en El Mercurio

“Pensaron que eran pollitos y se encontraron con verdaderos profesionales”, dice la profesora Claudia Lagos sobre la soberbia con que las autoridades del medio habrían mirado a los estudiantes. Y mientras las tesis son convertidas en libro por la Editorial LOM, la cinta se proyecta en el Normandie y llega hoy al Centro Arte Alameda.

Cuando Ignacio Agüero, Fernando Villagrán y la profesora del Taller de Periodismo de Investigación de la Universidad de Chile, Claudia Lagos, convocaron en el 2006 a un grupo de tesistas para indagar y registrar audiovisualmente la conducta de El Mercurio en casos de violaciones de derechos humanos, los interesados supieron de inmediato que se meterían en las patas de los caballos. "Está claro que no me van a contratar, pero no me asusta", dice Elizabeth Harris, una de las seis estudiantes seleccionadas para participar "El diario de Agustín", la cinta que se estrenó a tablero vuelto en el Festival Internacional de Documentales de Santiago y que hoy se puede ver en las salas del Cine Arte Normandie (funciones a las 15:30, 18:45 y 21:15 horas) y del Centro Arte Alameda (15, 17, 19 y 21 horas). "Hay cosas que trascienden el tiempo y una de esas es la ética. Lo que se entrega aquí es un documento histórico que debiera ver la toda la nueva generación de periodistas. Para que no se traguen cualquier papilla", agrega Harris.

Actualmente titulada, la profesional dice estar impresionada por la reacción del público. "La gente ha creado blogs y se sigue sumando a los más de mil miembros que tiene el documental en Facebook", afirma sobre el filme que debutaría en el Duoc de Concepción, pero que a última hora fue cancelado por el director. "No justificaré jamás la autocensura. La épica periodística tiene que ver con la verdad y no con la tergiversación y el encubrimiento. Hay gente que dice que bajo la dictadura de Pinochet no les quedó otra que mentir. La verdad es que yo preferiría plantar tomates", insiste Harris, cuya tesis escrita y la de sus compañeros, será publicada por la Editorial LOM.

Dolor de guata

Y aunque los alumnos no lograron entrevistar a Agustín Edwards y creen al igual que el sociólogo Manuel Antonio Garretón que el mea culpa de El Mercurio jamás llegará ("porque no es su negocio y no les interesa"), sí lograron poner incómodos a gente como Álvaro Puga o Arturo Fontaine. "Edwards es muy cerrado pero nada de tonto. De hecho, cuando estábamos hablando con el gerente general del diario, Johnny Kulka, le preguntó qué hacía encerrado en su oficina con unas niñas tan bonitas. Minutos después entró, miró la grabadora, nos miró fijamente y se fue. ¡Cómo me gustaría hacer su biografía no autorizada!, cuenta Harris.

"Lo más incómodo fue la entrevista a Fontaine", revela la profesora guía Claudia Lagos sobre el encuentro de 40 minutos que tuvieron con el ex director del diario, quien termina ofuscándose y pegándose con el micrófono en el documental de Agüero. "Fue súper penca, porque además tengo la sensación de que estos tipos subestimaron a los alumnos. Pensaron que se trataba de pollitos y se encontraron con verdaderos profesionales, que se habían preparado durante meses para no dejar de hacerles ninguna pregunta. Es la libertad con la que cuenta la nueva generación", revela Lagos. Y agrega: "Es bueno recordar que los diarios no sólo envuelven pescado. Cuando se publicaron los informes Valech y el Rettig, los palos les llegaron al Poder Judicial, al Ejército, a la derecha y a los civiles. Y aunque el Colegio de Periodistas pidió disculpas, la prensa es uno de los actores que gozaba de impunidad. Por lo menos la película tiene un efecto reparador en las víctimas".

Además, Harris confiesa que el personaje más tétrico fue Álvaro Puga: "Nos dio retorcijones de guata llegar a su casa, porque detrás de mil cerraduras encontramos a un señor alto y entero maquillado. Al estilo de Gonzalo Cáceres, fue el más freak, sobre todo cuando dijo que creía que se habían quedado cortos en el exterminio de comunistas".

-Y Beatriz Undurraga, ¿la rubia periodista que escribió que Marta Ugarte era una bella adolescente que había muerto en un crimen pasional?
-Lejos la más loca. Dispersa, rayada. Recuerdo que recién llegados, se levantó la polera y nos dijo: "Miren mi tajo". La habían operado recién del corazón.


No hay comentarios:

DIJISTE LIBERTAD ANTES QUE NADIE